EL TREN A DENIA SIEMPRE LLEGA TARDE

EL TREN A DENIA SIEMPRE LLEGA TARDE

Fecha : Marzo 19-03-2019

– Antonio, no te entiendo cuando dices que el “tren llega tarde a Dénia”.
– Hugo, el tren siempre ha llegado tarde a Dénia.
– Quieres decir que no llega a la hora que tiene fijada.
– Quiero decir que llevamos esperando 45 años para que se cumpla una promesa: cerramos el tren de Carcaixent a Dénia para ampliar la vía e incorporarla a RENFE. El 10 de Febrero de 1974 hizo el último viaje ese tren que hacía el recorrido de Carcaixent-Dénia. RENFE inaugurará una estación central soterrada dos años más tarde que alcanzará el corazón de Gandía con trenes modernos y recorridos sobre trayectos de vía ancha en 1976. La ampliación hasta Dénia no se realizó. Era otra era, otra visión de la realidad social y económica que a Dénia no llegó. La añoranza, la frustración y la impotencia nos sigue marcando hasta ahora, porque Dénia no ha sido nunca un municipio de la provincia de Valencia, sino un pueblo de Alicante, porque el trazado y el proyecto de Carcaixent-Gandía-Dénia no interesó a RENFE para acercarse hasta nuestra ciudad. Ahora Dénia y su COMARCA esperan al Tren de la Costa como estaciones de paso para la unión de Valencia con Alicante por la costa, cosa que esperamos.
– ¿Lo que hicieron fue prometer la modernización de la vía del tren hasta Dénia ampliando el ancho métrico al ancho ibérico?
– Así lo hicieron, Hugo. El razonamiento era impecable. Tenemos un ancho de vía inadecuado hasta Dénia, nos adaptamos a los nuevos tiempos y realizamos unas obras de sólo 35 kms. para que sigamos teniendo el servicio hasta Dénia.
– Perfecto. Ya tenían el trazado, tenían los terrenos, tenían una vía que había que modernizar.
– Todo era perfecto, pero faltaba lo principal.
– ¿Qué faltaba?
– Lo que siempre ha faltado: LAS GANAS. Esto significa tener las ideas claras y la determinación de hacerlo.
– Si dijeron que iban a modernizar la línea era porque así lo pensaban.
– Es posible que fuera cierto para quien lo dijera pero fue una gran mentira para todos los que después han tenido la responsabilidad de hacerlo.
– ¿Y cuál es la razón?
– Hay tantas razones como las cientos de personas de las que ha dependido su ejecución. Quizás para consolarnos hayamos de echarle la culpa al destino, a la mala suerte o quizás al hecho de que seamos la última estación.
– En eso llevas razón, somos la última estación.
– Para el tren de Carcaixent éramos la última. Para el que se prometió como tren de cercanías desde Valencia también íbamos a ser la última, aunque ésta nunca se hizo. Y para el “trenet” de Alicante a Dénia, el TRAM, también somos la última.
– ¿Por esa razón han tardado tanto?
– Algo de razón hay, pero dejando la broma y la queja a un lado quiero hacerte un análisis serio sobre la tardanza en cumplir una promesa.
– ¡Espero que me convenzas!
– En Dénia en el año 1974 había una industria floreciente de juguetes. La introducción del plástico abrió un campo y un mercado aún mayor. Dénia se había convertido en un foco de atracción de mano de obra de fuera, al tiempo que otra industria de alimentación había nacido con fuerza en su seno. Me refiero a “Productos Ortiz”. No te olvides tampoco de los almacenes de naranja de Pascual Hermanos en Pego y otros almacenes en Ondara y Beniarbeig.
– En ese contexto el TREN era importante y necesario.
– Lo hubiera sido, pero era tarde para promesas y menos para cumplirlas. La carretera, los camiones y los coches se habían convertido en la solución para el transporte y el movimiento de pasajeros. Existía una red de carreteras aceptable y un tramo de autopista en el horizonte. Las preferencias se habían invertido. La gente se desplazaba en coche y sobre todo anhelaba poseer un coche. ¿Sabías que Ortiz tenía una flota de camiones que llevaba sus productos a las Delegaciones que tenía en toda España?
– No lo sabía, Antonio.
– Las naranjas se recogían en camiones y se llevaban en camiones. Coches y motos para desplazar a sus trabajadores, furgonetas y camiones de 3.500 kgs para trayectos cortos. La mercancía llegaba a Europa por carretera.
– Así entiendo que el tren no iba a ser necesario. Pero tú me has dicho, Antonio, que Dénia era el puerto de pasa más importante de la Península hasta hacerle la competencia a Málaga en la exportación de pasa.
– Te has ido a finales del S. XIX y a una industria alimentaria que no utilizaba el tren. Ahora estamos a finales del s. XX. Lo que intento decirte es que ese Puerto ya no servía para la Industria de ahora ni para la naranja de la Comarca. El puerto de Dénia en esas fechas (1974) era sobre todo un puerto pesquero y comenzaba a ser de recreo. Te añado algo más el TREN CON MAYÚSCULAS no fue una necesidad de Dénia, ni sirvió a Dénia.
– ¿El tren no nació como una necesidad de Dénia?
– Absolutamente NO. Esta es la segunda razón desde donde analizo el problema que quiero explicarte.
– He comprendido que el cierre del “trenet” Carcaixent-Dénia en 1974 no abrió la puerta a la modificación de la vía y a su modernización porque la carretera había ganado la partida al tren y la apuesta por la inversiones en infraestructuras de carretera era más urgente y necesario. ¿Intentas ahora decirme que la ciudad de Dénia no había tenido necesidad de ese tren? ¿Cuándo nació ese proyecto?
– Intento decirte que Dénia estaba funcionando muy bien en el momento en el que nació el proyecto del TREN que llegaría al carrer La Vía en paralelo a C/ Marqués de Campo. Dénia tenía resuelto la producción, el transporte y comercialización de su gran industria: la pasa. Pero lo más importante fue lo mal que se realizó el plan y lo tarde que llegó. Esa es la razón por la que llegó a “destiempo”. Déjame decirte, Hugo, que en Dénia tenemos el mejor experto y conocedor de todo lo que sucedió en esos grandiosos comienzos.
– ¿Quien es?. ¿Cómo se llama?
– Me refiero a Vicent Ferrer. Él ha estudiado en profundidad el tema, lo ha explicado con nitidez y ha publicado el desarrollo de todo ese proceso.
– Cuéntame.
– Vicent R. Ferrer i Hermenegildo “LA LÍNEA CARCAIXENT-DÉNIA, DEL TRAMWAY AL FERROCARRIL” . Él puede decir con conocimiento cosas tan asombrosas como que el trenet de Carcaixent en 1864 no nació con ancho de vía métrica ( de 1,000 mmm. ), sino con ancho ibérico para que las mulas y la caballería pudiera tirar de los vagones y transportar la mercancía.
– ¡No me lo puedo creer!. ¿Eso cómo fue?
– El tren no nació como tren, sino como tranvía (Tramway) y no se desplazaba con locomotoras y motores de vapor sino con animales -“motor de sangre” le llamaban-. Además la concesión inicial era para transportar productos agrícolas. Su destino y objetivo era alcanzar el puerto de Gandía, como así fue en su fase inicial. Estamos en el año 1864, el 8 de Febrero de aquel año.
– El último viaje a Dénia lo hizo el 10 de Febrero de 1974, 110 años después.
– Es cierto, Hugo, aunque su último viaje era de Gandía a Dénia, mientras su inauguración fue de Carcaixent a Gandía. ¡Es lo que pasa por ser la última estación!.
– Entonces el tren llega a Gandía, imagino para transportar naranjas básicamente, en 1864, ¿cuándo llega a Dénia?.
No te olvides del arroz, Hugo. porque ahora es menos visible, pero entonces era fundamental. Voy a darte una idea cuando sepas quiénes avalaron e impulsaron su construcción. Hay dos empresas que se dedicaban a la exportación que menciona Leonardo Donet en su publicación, ellas obtenían sus productos de la Safor y la Marina. También existieron algunos nobles, en particular un noble de la zona. En el fondo aparece Dénia, pero el tramo importante estaba en la Ribera y en la Safor. “La empresa de explotación del ferrocarril se constituyó como una sociedad anónima, recibiendo el nombre de compañía de Tram-Way Carcagente a Gandía” (Leonardo Donet). (Te hago una referencia a pie de página).
– Veo que Dénia no está en los orígenes.
– No. En el proyecto inicial aparece como posibilidad para cuando se ampliara más tarde. Después hubo que cambiar el proyecto y añadir un nuevo concepto. Como la explotación del trazado de Carcaixent-Gandía había sido ruinosa y las pérdidas se suponían cuantiosas, para el nuevo proyecto donde entrará Dénia, ahora sí, sería transformar el motor “vivo” o de “sangre” en el motor de vapor y las vías de ancho ibérico pasarían a ser de vía estrecha o vía “métrica”.
– ¿Falta algo, Antonio?
– Sí, falta el promotor, el que avale el proyecto, el impulsor e interesado. Nos falta el noble, el hombre influyente.
– ¿De quién hablamos?
– Hablamos de José de Campo, un gran político, empresario y alcalde de Valencia.
– ¿Tiene algo que ver con la calle “Marqués de Campo”?.
– Por supuesto. Dénia le reconoce en su calle más emblemática que por fin el tren llegara a Dénia el 30 de Abril de 1884, veinte años más tarde de la llegada a Gandía. Él fue el noble que lo impulsó.
– ¿LLegó tarde a Dénia?
– Llegó tarde, Hugo, llegó tarde y a destiempo. No digo que no le viniera bien. No digo que no fuera celebrado y se lanzaran las campanas al vuelo en compañía del Marqués. Como tampoco digo que no fuera motivo para hacer una preciosa estación en carrer la Vía, la estación “número 13” cuyo arquitecto la concibió haciendo honor a su nombre . Tenía que ser importante, transcendente, compleja y abierta a un futuro prometedor con enlace hasta Alicante.
– ¿Entonces?
– No había tiempo, Hugo. La bonanza estaba llegando a su fin, La Vid se terminaría pronto. La pasa había crecido sin el tren y el puerto floreció sin su presencia. Sus gentes habrían de marchar para buscar cobijo y trabajo fuera de su tierra antes de la inauguración del “trenet” de Alicante-Dénia en 1915. Así puedes imaginar que muy pronto se daría el punto de inflexión inimaginable para quienes celebraron la llegada del ansiado tren. He de reconocer que el tren llegó tarde, pero llegó. Poco tiempo para disfrutarlo y poco tiempo para afrontar la crisis más traumática que habían tenido desde 1715.
– ¿Tú crees que el Tren de la Costa llegará algún día?
– El Tren de la Costa llegará seguramente algún día, pero estoy seguro que llegará tarde y a destiempo, debe ser el destino o la mala suerte.
– Quizás sea que hayan faltado GANAS.
– Tú lo has dicho.

#pensamientosentrenaranjos

*“LA LÍNEA CARCAIXENT-DÉNIA, DEL TRAMWAY AL FERROCARRIL” Vicent R. Ferrer i Hermenegido.
* El ferrocarril Carcaixent-Dénia. Historia y Patrimonio de Leonardo Donet.
*Fotos de Juanjo Olaizola http://historiastren.blogspot.com/…/carcaixent-denia-sesqui…

 

Carmelo Nofuentes Marzo  2019

Como quieres colaborar con nosotros ?

Póngase en contacto con nosotros o envíe una consulta en línea.

APOSTAMOS POR EL "TREN DE LA COSTA"

Para acercarnos en menos de una hora a Valencia o Alicante.

QUEREMOS UNA "ESTACIÓN COMARCAL"

DÉNIA tiene 41.000 habitantes, La MARINA ALTA 170.000 y en verano sobrepasamos los 360.000 entre visitantes y población.

DESEAMOS "PROTEGER EL MEDIO AMBIENTE"

Hay que proteger el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva el Parque Natural del Montgó y los espacios protegidos de Pedreguer y de Jesús Pobre.

NUESTRA PROPUESTA

Un trazado del tren en paralelo a la autopista AP7, cerca de la salida 62 donde debe de estar la estación comarcal de trenes y de autobuses de la Marina Alta.

es_ESCastellano
en_GBEnglish caValencià es_ESCastellano